Quiromasajista

quiromasajista, masaje en los pies

QUIROMASAJISTA:

Más que como qiromasajista, dado que utilizo varias técnicas para ayudar a mis clientes, es más exacto definirme como terapeuta pues aunque la base es el quiromasaje (masaje con las manos), la aromaterapia, el empleo de ventosas o la técnica sacro-craneal las puedo emplear si el cliente lo necesita.

No hay dos clientes iguales, cada persona es única y requiere una atención personalizada, en ese sentido me esfuerzo, para que el camino en la búsqueda de su salud sea una experiencia agradable y enriquecedora.

El quiromasaje está indicado en multitud de problemas musculares y de articulaciones, desde un esguince a un dolor de espalda, desde un problema de cervicales a una migraña, también en epicondilitis, túnel carpiano, problemas de rodillas, etc.

Mi historia

En mi primer año de quiromasaje me matriculé “la última hora” del “último día” del cierre de inscripciones.

Fui al centro a curiosear qué era aquello. Lo de los masajes era algo que siempre me había llamado la atención. Cuando veía a alguien manipular un cuerpo y ejecutar con destreza algunos pases, me dije: – ¡Guau!, yo quiero aprender a hacer eso-, pero lo vas dejando para un futuro que nunca llega.

Esa circunstancia fue la que me empujó a inscribirme, algo me decía “Eh chico, ahora o nunca”. La limitación en el tiempo me hizo dar el paso definitivo para una dedicación que habría de venir llena de satisfacciones.

Porque no hay mayor satisfacción que poder ser útil a los demás.

 

Compártelo en tus redes...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter